La resistencia al cambio y nuestros derechos

innovaciones

El Estado no debe ser un obstáculo para el desarrollo y los cambios. Sabemos cuán difícil son los cambios tanto en la vida personal como en lo laboral; lo mismo sucede en el ámbito público. La diferencia es que mientras en lo que nos atañe a los individuos, los errores de nuestras decisiones solemos pagarlos nosotros mismos (y en ocasiones también nuestros seres queridos), en el ámbito público es la sociedad toda la que se perjudica y empobrece cuando el Estado se pone del lado de los privilegios. Es por eso que el cambio cultural que debe propiciarse antecede a los hechos por lo que es importante dar una señal de apertura a innovaciones para las cuales la legislación deberá ser la más adecuada. Para esto debe entenderse que los seres humanos nacemos con derechos y el Estado es simplemente un ente al que le dimos el poder de reconocerlos y protegerlos, y ese poder no puede convertirse en un impedimento para el desarrollo individual (siempre que no se lesionen derechos de terceros).

En esta sintonía comparto el artículo que Santiago Bilinkis publicó en La Nación Revista:

Reinventarse y sobrevivir. La Nación Revista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s