El rugby y la violencia

el-rugby-y-la-violencia

A un día del choque entre Los Pumas y los All Blacks vale una breve (y humilde) reflexión sobre este deporte que conozco desde afuera.

El análisis que hace Búsico, a raíz del nefasto video sobre la agresión de un joven rugbier de San Cirano a un indigente, y que comparto más abajo, tal vez pueda ayudarnos a quienes no somos del mundo del rugby como yo (futbolero de ley) pero que disfrutamos en ciertos acontecimientos del hecho deportivo y valoramos algunas actitudes nobles que se difunden y que sorprenden a quienes, viniendo también del lado del fútbol, comienzan a tener contacto a través de sus hijos de ese mundo tan particular. Yo simplemente recuerdo que cuando era adolescente y compartía fortuitamente “boliche” con rugbiers tenían una triste tradición de comenzar peleas en cada noche, en general con otros chicos de equipos rivales. También recuerdo anécdotas, contadas ya por compañeros de facultad, acerca de notables hechos de camaradería posterior a un partido que rara vez se ven en el fútbol. Como también tengo presente, ya por mi trabajo, el desprecio con el que algunos ex rugbiers se refieren a todos aquellos que no son de su “mundo”.

Evidentemente, el rugby es todo eso y mucho más y está plagado de grises como todo en la vida por lo cual es siempre aconsejable aprender a pensar con cierto grado de complejidad los acontecimientos sociales y deportivos y, permítaseme la digresión, dejarnos de joder de una vez por todas con la absurda comparación que se hace con el seleccionado de fútbol en base a la pasión con que Los Pumas cantan el himno!!!!

El rugby debe limpiar el hollín de la violencia. Jorge Búsico. La Nación

Venezuela: cajas de cartón para los recién nacidos

cunas-de-carton

El socialismo real (léase comunismo, pero también puede aplicarse a las distintas variables de populismo o, como llamaba Andrés Oppenheimer al chavismo, narcisismo-leninismo) en el siglo XX, XXI y lo será (si siguen insistiendo) en el siglo XXII trae inexorablemente pobreza extrema y pérdida de libertades para los ciudadanos. Lo más trágico es que esos regímenes suelen justificar la pérdida de ciertas libertades en pos del bienestar social y económico de su población cuando lo que logran es exactamente lo contrario. El siglo XX demostró que el comunismo fue uno de los peores experimentos sociales que el ser humano se permitió hacer pero, como bien dice el dicho, los humanos somos capaces de tropezar dos veces con la misma piedra y permitimos el ascenso de un nefasto personaje como Hugo Chávez y su “hijo” Nicolás Maduro para llevar a Venezuela a la más absoluta ruina..

Nacidos para sufrir: por falta de cunas, una maternidad venezolana usa cajas de cartón. La Nación

La guerra siria en el subte

guerra-siria

Una buena iniciativa de Amnistía Internacional en su sede local para generar lo que a veces tanto cuesta en el ser humano: la empatía. Ponerse en el lugar del otro ante situaciones tan diferentes permite comprender mejor el drama cotidiano de -en este caso- la guerra. La apertura del gobierno argentino para la recepción de 3.000 refugiados sirios es una política que pone al país en sintonía con un proceso de solidaridad internacional de la que ningún país debe quedar al margen en un contexto de globalización. Generar los mecanismos para que los refugiados puedan vivir en paz en la Argentina y para que a su vez desarrollen las capacidades que les permitan generar sus propios recursos de subsistencia al tiempo que aportan a la vida cultural de una nación nutrida permanentemente por inmigrantes es el objetivo que el gobierno debe tener presente al ejecutar esta decisión.

Una ventana a la guerra de siria desde Buenos Aires. El País