“Bachaqueo” el negocio más rentable de Venezuela

EL País

700% de inflación anual, violencia inusitada en las calles, represión política, persecución a la prensa y siguen los problemas de la criatura de Hugo Chávez: “El socialismo del siglo XXÏ”. En febrero del 2014 titulé una nota mencionando a ese socialismo del siglo XXI, que es básicamente el socialismo de siempre, la mayor arma de destrucción masiva creada por el hombre. Venezuela se ha quedado a medio camino entre el socialismo real y el clásico populismo latinoamericano gracias a la férrea lucha de un pueblo valiente que lo resiste.

En ese contexto, el bachaqueo es una herramienta de supervivencia para los que lo ejercen y también para quienes no tienen tiempo o posibilidades y le compran a ellos sus productos. Una consecuencia clásica, repetida y conocida de las políticas económicas voluntaristas del populismo. ¿La supuesta “guerra económica”? Una excusa más de quienes no se contentan con la numerosa y voluptuosa evidencia de lo que nunca funcionó.

El ejemplo venezolano es también una muestra concreta de la dirección a la que iba dirigida el kirchnerismo en la Argentina y al cual supimos ponerle un coto “a tiempo” (el entrecomillado es por la década que perdimos pudiéndolos haber frenado ante el primer intento de reelección). Eso que deberíamos haber hecho como sociedad mucho antes nos inhabilita para pedirle al actual  gobierno soluciones rápidas para un coto que la sociedad no puso a su debido tiempo. Ahora hay que asumir culpas y exigir al gobierno que continúe con la deskirhnerización de la política y la economía argentina como única vía de salida para la decadencia en la que estamos sumergidos. Mientras tanto, tenemos que pagar las cuentas de aquellos errores y cualquier reclamo contrario es de una hipocresía mayúscula.

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/05/22/america/1463947040_019429.html

Anuncios