Sin país, sin equipo y sin ideología, pero con Messi por John Carlin. El país

Messi

Lo dice Carlin. Yo sí tengo país (Argentina-Armenia), equipo (River Plate) e ideología (liberal), pero Leo es una pasión…

Declaración de fe por John Carlin

Anuncios

Turismo: La Rioja

La Rioja

En el año 2003 viajamos a La Rioja en micro. Tan largo viaje para ese destino llamaba la atención. No hacía mucho que Menem se había ido del gobierno por lo que muchos nos preguntaban si íbamos por razones políticas. El destino era poco habitual, al menos  en aquél momento, pero resultó una gran experiencia. El paisaje más parecido al lejano oeste norteamericano que nuestro país puede dar.

Disfrutamos mucho de aquella travesía, recorriendo con una 4×4 doble cabina, con un joven estudiante de turismo como guía, muchos paisajes maravillosos de esa provincia desconocida. Por supuesto que no nos privamos del toque “político” y fuimos a Anillaco, donde también tuvimos  el toque “Kitsch”, con las tortas decoradas con las caras de Menem y Bolocco celebrando el casamiento.

Fue para mi, el viaje de mejor relación costo-beneficio de los que hice hasta ahora.

No se priven de hacerlo, está al alcance de la mano.

 

De Chilecito a Talampaya, todo para ver en La Rioja. La Nación

Toma de colegios

Colegio tomado

Se trata de un modelo de escuela futura y que prepara el terreno para una reforma laboral neoliberal

Esto señala Camila, alumna de cuarto año y portavoz del centro de estudiantes del colegio Carlos Pellegrini. La principal reforma que se critica es la de las prácticas laborales, una herramienta muy útil para ingresar luego al mercado del trabajo y utilizada en sistemas educativos de países desarrollados. Con esto, los estudiantes se pegan un tiro en el pie, rechazando una reforma que pretende darles mayores oportunidades en un mercado que requiere competitividad para el mundo globalizado. No veo la forma de que consigan buenos salarios y mejores empleos si lo que proponen es ser cada vez menos competitivo. Básicamente demuestra el desconocimiento mayúsculo de la dinámica del mercado de trabajo en el mundo que, por supuesto, no es achacable a jóvenes de 16 años sino a adultos a los cuales sus taras ideológicas les impiden comprender la dinámica global y se quedan solo con sus modelos ideales que, dicho sea de paso, son bastante precarios en su conceptualización.